Skip to content

Arabia Saudí

Invertir en Arabia Saudí. Guía de Negocios

 

Sectores de mayor interés para el inversor español, así como sectores estratégicos que quiere promover la autoridad saudí en materia de inversiones (SAGIA).

Marco legal 

Invertir en Arabia Saudí. Marco legal

Este punto se centra en la la legislación sobre inversiones extranjeras en Arabia Saudí, así como en las legislaciones mercantil, laboral y fiscal.

El hecho de que Arabia Saudí permita las inversiones de capital 100% extranjero en muchos sectores le da ventaja sobre países cercanos como EAU, donde está limitada al 49% fuera de la Zona Franca de Jebel Ali.

Las autoridades saudíes han suavizado el requisito que obliga a que la inversión inicial extranjera sea igual a la nacional a la hora de crear empresas con capital extranjero y han reducido el gravamen de Impuesto de Sociedades aplicable a los proyectos de inversión extranjera aprobados del 45 al 20 por ciento. Debe señalarse que España y Arabia Saudí firmaron un Acuerdo –en vigor desde enero de 2009- de Doble Imposición. El Gobierno mantiene varios sectores incluidos en una denominada “lista negativa” que están cerrados a la inversión extranjera. Se trata de los relacionados con la exploración, perforación y producción de petróleo; la industria militar; inversiones inmobiliarias en las ciudades de Meca y Medina; operaciones de intermediación en el sector inmobiliario; servicios de comunicación y audiovisuales; servicios de contratación de personal; servicios turísticos religiosos; servicios de investigación y seguridad; servicios de catering al sector militar; servicios de transmisión vía satélite; fabricación de explosivos para usos civiles; transporte terrestre y aéreo; enfermería; sector pesquero; bancos de sangre; y centros tóxicos y de cuarentena. En el sector de distribución está prohibida la participación extranjera en más del 75% del capital y por ello las inversiones en el sector comercial tienen lugar a través de la creación de empresas mixtas con distribuidores saudíes. También quedan restricciones a la inversión extranjera en prensa, publicidad, y algunas actividades dentro del sector de telecomunicaciones.

La Agencia de Promoción de Inversiones Extranjeras es la “Saudi Arabian General Investment Authority, SAGIA” (www.sagia.gov.sa) y cuenta con un “Centro de Servicios al Inversor”, que busca reducir y simplificar los pasos a seguir a la hora de invertir en el Reino de Arabia Saudí. Las funciones del Centro son:

– Autorizar Proyectos de Inversión

– Suministrar y apoyar los servicios requeridos para los Proyectos de Inversión

– Suministrar información de las diferentes fases del proyecto a los potenciales inversores

– Coordinarse con los demás Ministerios y Organizaciones

Para poder llevar a cabo todas éstas funciones, el Centro de Servicios al Inversor está compuesto por tres divisiones: La Unidad de Servicio al Inversor, donde se facilita información, formularios y demás documentación al inversor; la Unidad de Seguimiento, donde se comprueban las aplicaciones recibidas de los inversores y se les registra, así como se les cobra la cuota correspondiente; la Unidad de Relaciones con el Gobierno, donde se facilita a los inversores el establecimiento de contactos con otras entidades públicas relacionadas con la inversión para eliminar todos los obstáculos que pudieran entorpecer la autorización del proyecto.

La noción de riesgo político es un elemento clave para el inversor, en particular en aquellos sectores que requieren la realización de importantes inversiones. Por ello España tiene firmado -aunque todavía no ratificado-con Arabia Saudí un Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI) con cláusulas que garantizan:

– un trato justo y equitativo y plena protección y seguridad a la inversión.

– el mismo tratamiento que a las inversiones nacionales (tratamiento nacional) y que el dispensado a las procedentes de un tercer país que goce de un trato más favorable (cláusula de “nación más favorecida”).

– obligación del pago de indemnización, pronta, adecuada y a precio de mercado en caso de medidas

expropiatorias, incluidas las medidas de expropiación indirecta.

– derecho a la libre transferencia de las rentas obtenidas y de otros pagos relacionados con la inversión.

– recurso al arbitraje internacional por parte del inversor para resolver las posibles controversias con el estado huésped de la inversión.

Por otra parte, y siguiendo la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, se recoge la cláusula de irretroactividad del Acuerdo respecto a la no aplicación del mismo a aquellos conflictos surgidos con anterioridad a su entrada en vigor.

Legislación Mercantil

La legislación mercantil en Arabia Saudí es compleja. Abrir un negocio requiere varios trámites aunque se han ido reduciendo en los últimos años. Asimismo, la rigidez del empleo es reducida.

Apertura de negocio:

-El tiempo promedio requerido para abrir una empresa se ha reducido desde 64 días hace varios años a 5 días en la actualidad

Mercado Laboral:

– El índice de rigidez del mercado laboral es de 13 (0: totalmente flexible; 100: muy rígido).

– El coste de despedir a un empleado es de 15 días de sueldo por año trabajado durante los primeros

cinco años de trabajo. Si el periodo de prestación de servicios por parte del empleado supera los cinco años, se sumará a lo mencionado, un mes de sueldo por año adicional a partir del quinto año.

Registro de la propiedad:

– El tiempo empleado en registrar una propiedad es de 2 días.

Cumplimiento de los contratos:

– El tiempo requerido para hacer cumplir un contrato en mora es de 635 días.

– El coste que supone es del 28% del valor de la deuda.

Cierre de un negocio:

– El tiempo necesario para liquidar un negocio es de aproximadamente un año y medio.

– El coste de este cierre es del 22% del valor del estado del negocio en quiebra.

Legislación Laboral

El Consejo de Ministros de Arabia Saudí aprobó en septiembre de 2005 una nueva Ley Laboral en vigor desde el 23 de abril de 2006. La nueva ley incrementa el porcentaje mínimo obligatorio de nacionales saudíes, que han de formar parte de las plantillas de empresas establecidas en el país a un 75% (esto es conocido como la “saudización”). Con el programa de “saudización” el gobierno saudí pretende ir paulatinamente sustituyendo a trabajadores foráneos por saudíes para hacer frente al alto porcentaje de nacionales saudíes desempleados. El gobierno busca reducir el número de trabajadores expatriados en un 60%, sobre todo teniendo en cuenta que el número de nacionales saudíes en edad de trabajar va a incrementarse en los próximos 20 años.

La nueva Ley establece que las mujeres tendrán derecho a la baja laboral por maternidad 4 semanas antes de dar a luz y durante las 6 semanas posteriores. No obstante, la participación de las mujeres en el mercado laboral es baja y se centra en el sector de la enseñanza, en sucursales bancarias y en centros comerciales destinados sólo a mujeres.

Se contempla también en la nueva Ley Laboral la creación de oficinas de empleo para facilitar la obtención de empleo a los nacionales saudíes que lo demanden.

La edad de jubilación se establece en 60 años para los hombres y 55 años para las mujeres, salvo que ambas partes (empleador y empleado) estén de acuerdo en prolongar el contrato laboral.

La nueva ley aumenta el número de días de vacaciones anuales de 15 a 21 días, que se convertirán en 30 cuando el empleado haya trabajado ininterrumpidamente con el mismo empleador durante 5 años.

Como se ha señalado, el coste de despedir a un empleado es de 15 días de sueldo por año trabajado durante los primeros cinco años de trabajo. Si el periodo de prestación de servicios por parte del empleado supera los cinco años, se sumará a lo mencionado, un mes de sueldo por año adicional a partir del quinto año.

Legislación Fiscal

Se eliminó hace varios años el sistema que gravaba a las empresas de manera gradual en función del beneficio.

Desde enero de 2004 el Impuesto de Sociedades es del 20% para inversiones extranjeras a través de establecimiento permanente. Para inversiones relacionadas con gas natural el tipo impositivo es el 30%. En extracción de hidrocarburos el tipo impositivo es del 85%. Las posibles pérdidas se pueden trasladar al año siguiente a efectos de reducir la base imponible.

No existe en Arabia Saudí IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas).

Todas las empresas saudíes, las de países del CCG y todos los autopatronos deben pagar impuestos sobre sus beneficios al Consejo General de Administración del Zakat. Se trata de un impuesto religioso del 2’5% que no afecta por tanto a las empresas españolas.

Fuente: www.oficinarcomerciales.es/icex

Invertir en Arabia Saudí. Guía de negocio.

 

Mas abajo se incluyen documentos con la última actualización de la guía país de Arabia Saudí, el coste del establecimiento de una empresa española en el país y un directorio con los datos de contacto de las empresas españolas con presencia física en el mercado saudí.

Asimismo se incluye otro documento-guía de organismos de apoyo a las inversiones en Arabia Saudí y el organigrama de la Agencia de Promoción de Inversiones Extranjeras, SAGIA, con todos sus cargos.

Documentación relacionada:

 

Título Autor Año
Directorio de Empresas Españolas Implantadas en Arabia Saudí Oficina Económica y Comercial / Departamento de Información de Inversiones y Coordinación (ICEX) 2010
Guía de Organismos de Apoyo a la Inversión en Arabia Saudí Oficina Económica y Comercial / Departamento de Información de Inversiones y Coordinación (ICEX) 2009

 

Enlaces relacionados:

Costes de establecimiento en Arabia Saudita Año 2010

  http://www.icex.es/icex/cda/controller/pageICEX/0,6558,5518394_659…

Consulte los costes societarios, fiscales, laborales, inmobiliarios o de suministros para establecerse en Arabia Saudita. Los datos están disponibles en euros, dólares o moneda local. También puede hacer comparaciones de los costes entre cinco países distintos.
Además, dispone de una relación de empresas españolas implantadas en el mercado (Directorio) y de un documento con las agencias de atracción de inversiones del país y sus incentivos (Guía).