Skip to content

Libia

Guía de negocio

 

Introducirse en el mercado libio requiere una inversión considerable de tiempo y recursos. Se pueden obtener resultados satisfactorios si el inversor piensa en el medio-largo plazo, nunca en un resultado inmediato. Es necesario crear una relación personal de confianza con el empresario local, lo que supone contactos personales y tiempo.

La inversión en Libia es una operación de alto riesgo. Sin embargo puede aportar grandes beneficios.

Desde un punto de vista puramente económico y aséptico, Libia ofrece buenas oportunidades de inversión debido a su mano de obra barata y a los bajos precios de la energía. Puede ser una buena plataforma para la fabricación de productos intensivos en energía y, en menor medida, en mano de obra, destinados a la exportación, a precios más competitivos que los de los mismos productos fabricados en Europa.

Libia necesita inversión extranjera para desarrollarse. La legislación exige mínimos de capital invertido dependiendo de la formación o no de empresas mixtas. Asimismo establece limitaciones en la contratación de mano de obra extranjera. Estos son condicionantes restrictivos importantes que deben sopesarse cuidadosamente.

Libia es un país con todo tipo de necesidades, por lo que casi cualquier empresa tiene oportunidades en este mercado. Además esta situación se ve fortalecida por la imagen país de España en la región. Los sectores con más oportunidades de inversión en Libia son:

– Construcción (residencial, civil, infraestructuras,…)

– Energías renovables

– Hidrocarburos

– Tratamiento de agua

– Asistencia médica

– Agricultura, ganadería y pesca

– Educación

– Telecomunicaciones

En términos generales las normas libias son muy generosas en cuanto a los incentivos para atraer inversión extranjera tales como exenciones fiscales y aduaneras. También son muy abiertas en cuanto a que caso todo sector es susceptible de recibir inversión extranjera (se excluyen las inversiones con fines estrictamente comerciales).

Sin embargo las normas son muy intervencionistas. Es necesario estar obteniendo constantes autorizaciones administrativas de parte de la autoridad pública correspondiente para: realizar la inversión, transferir los beneficios generados, repatriar el capital y también para determinadas decisiones de gestión de la empresa.

Debido a estas normas y las dificultades del entorno (jurídico, laboral, fiscal, político), Libia no ha conseguido atraer el volumen de capital extranjero que esperaba.

Enlaces relacionados:

Costes de establecimiento en Libia 2010

  http://www.icex.es/icex/cda/controller/pageICEX/0,6558,5518394_659…

Consulte los costes societarios, fiscales, laborales, inmobiliarios o de suministros para establecerse en Libia. Los datos están disponibles en euros, dólares o moneda local. También puede hacer comparaciones de los costes entre cinco países distintos.
Además, dispone de una relación de empresas españolas implantadas en el mercado (Directorio) y de un documento con las agencias de atracción de inversiones del país y sus incentivos (Guía).

Marco legal 

Marco Legal

 

Se distingue entre las inversiones en el sector de hidrocarburos, las realizadas en el sector turístico y las realizadas en los demás ámbitos económicos. La primera está regulada por la antigua Ley de Hidrocarburos de 1955 que se prevé que será puesta al día (teniendo en cuenta también el sector de gas natural) en un futuro próximo. La inversión en los demá sectores se regula por las leyes 5/1997, 7/2003 y la decisión nº 86/2006 y sus reglamentos de ejecución como la Circular 1/2002 del Investment Promotion Board (IPB). Los principales rasgos del sistema son:

– Se admiten inversiones extranjeras en todos los sectores excepto el comercial- Necesidad de que el capital invertido sea misto libio – extranjero. El IPB señala cual es la proporción máxima extranjera permitida en cada sector, con límite de participación extranjera de 65%. Lo normal es hacer una sociedad 60% -40%.- Las ventajas, durante 5 años prorrogables 3 años más, de tipo fiscal y aduanero son sustanciales, apliándose en los supuestos de inversión en ciertas áreas geográficas, en producción de alimentos, en producción y/o ahorro de agua y7o energía eléctrica y en proyectos que reduzcan el impacto medioambiental. La inversión extranjera en Libia esta básicamente regulada por la siguiente legislación: 

  • Ley 5 (1997) sobre inversión extranjera (fichero adjunto)
  • Ley 7 (2003) que introduce modificaciones a la anterior
  • Ley 21 (2001) sobre actividades económicas

Otra legislación que debe tenerse en cuenta es la que afecta aspectos fiscales y laborales.

  • Ley 12 (2004) referente al stamp tax en Libia
  • Decisión del GPC Nº 3 (2005) referente a las regulaciones que otorgan permisos a empresas extranjeras para abrir sucursales en Libia.
  • Decisión Nº 151 (2003) del GPC referente a las regulaciones de registro de compañías extranjeras.
  • Ley 7 (2004) referente al turismo (apartado sobre inversiones en este sector)  
  • Ley 11 (2004) sobre impuestos
  • Decisión Nº 86 (2006) referente a enmiendas de los reglamentos de la ley Nº 5 (1997)
  • Decisión Nº 13 (2005) referente a las actividades permitidas para las empresas extranjeras

Fuente: www.oficinascomerciales.es/icex